Welcome to Paradise

Página en construcción. Estará lista cuando la paja no le gane a la editora/escritora (o cuando photoshop se porte bien).
Si alguien sabe cosas que empiecen con la letra M, comente acá!

17 nov. 2011

Look around there's no one else left

¿Y qué importaría si algún día empiezo a caminar y decido no volver? Adelante, siempre adelante. No llegaría demasiado lejos. Y de cualquier forma, no me importaría. Ni a mí ni a nadie.
No soy parte de nadie, no quiero ser parte de nadie. Nadie tiene que necesitarme, yo no quiero necesitar a nadie. Y ese deseo es obviamente imposible de realizar. Pero sé que preferiría cagar la vida de otras personas, porque las que conozco tal vez son demasiado geniales. O debería corregirme. Las que quiero tal vez son demasiado geniales. Porque sé y reconozco que soy una persona egoísta, orgullosa, insensata. Quiero actuar siempre mediante la lógica, y siempre tomo las decisiones más importantes dejándome llevar por impulsos. Por impulsos, hago o digo cosas estúpidas, o pienso y razono estupideces. Porque no puedo evitar llorar cuando tengo la idea pero no sé cómo expresarla, porque no puedo evitar llorar cuando quiero demasiado algo pero espero que venga a mí. Orgullo, siempre con la cabeza en alto. Porque no puedo relacionarme con otros, porque temo que me lastimen; "no podés entrar en la vida de alguien y después simplemente, irte". A mí no me va a pasar.
Y a la vez, porque no puedo evitar cagar yo misma las cosas que cuido, las cosas que quiero, porque intentarlo demasiado lo lleva al fracaso. Nadie me extrañaría también porque soy una persona llena de contradicciones, que muchas veces no puede tomar una decisión, y por lo tanto soy débil, intento mantenerme firme, pero con tres palabras podés hacer que me quiebre y llore. Porque las personas por las que lloro son las que más me gustaría que me consuelen. Por eso, no quiero necesitar a nadie. Quiero abrazarme yo misma, y no puedo hacerlo. Y soy de las personas que pueden señalar sus propios defectos y describirlos a la perfección, aunque me cuesta muchísimo señalar mis virtudes, e incluso dudo si las tengo. Cuando me las señalan, no las creo. O tal vez sí las creo y me gustaría admitir que es verdad. Ego, yo, Celes. No sé realmente cuál de las dos es peor.
Decime si das entonces dos mangos por mí, por esto, por toda esa mierda. Necesito tiempo para todo, y aún después de pensarlo mucho, sigo dudando. Mi seguridad son otros, y no quiero que así sea. No vale la pena perder tanto tiempo. Por eso parece que todos van de paso. Nadie tiene tanta paciencia en éste tipo de cosas.

10 nov. 2011

Look away

-Siento que termino con todo. Después de tanta fuerza, tanto impulso, todo se detiene y yo lo detengo. Es como si de repente me diera cuenta de que nada, absolutamente nada, de todas esas cosas que antes eran seguras, fuera ahora seguro para mí. En algunas de ellas, tal vez, comencé a dudar desde el principio.
-¿Motivación?
-Sí, puede ser... Pero no es sólo eso. La motivación sólo desaparece cuando sé que ya no hay nada por hacer realmente. Cuando todo está perdido.
-¿No te enseñaron o escuchaste alguna vez que en una carrera debés correr tranquilamente para después correr lo más rápido posible una vez que la meta está al alcance de tus ojos?
-Sí, claro que sí, y juro que intento hacerlo con toda maldita cosa que se me cruza en el camino, pero siempre me sale al revés. De hecho, siento que doy demasiado desde el principio, que apuesto mucho y después me quedo sin nada, es lo que siempre me pasa. Pero no puede pasarme con todo. No puedo tener siempre miedo de apostar en algo o en alguien. La desilusión, la pérdida, las contradicciones, me da mucho miedo tratar cosas que para mí son muy importantes porque cuanto más importantes son más se sufren. Mis sentimientos... son intensos y vulnerables.
-En algo tenés que depositar tu confianza. En alguien o en algo.
-Quiero depositar mi confianza en mi propio ser, porque me cuesta mucho depositarla en alguien más, y también por lo mismo. Siendo redundante, tengo miedo de dar mucho y recibir poco. Con las personas es incluso más complicado.
-¿Afecto?
-Exacto, y ahora que me doy cuenta, tal vez haya sido así siempre, desde que tengo memoria. Fueron pocas las personas a las que le dije "te quiero" en la cara y sintiéndolo de verdad, fueron pocas las que me hicieron sentir bien, y con los demás ni siquiera me interesa mantener relación alguna. Por eso es tan difícil, por eso siento que es raro cada vez que alguien se interesa en mí. Cuando busco a alguien y ese alguien me busca a mí. Al final yo termino mirando hacia otro lado. Sus motivos pueden desvanecerse de un día para el otro, pero si entonces yo ya empecé a quererlo, sufro y no hago que mis sentimientos desaparezcan tan fácil.
-Dar mucho y recibir poco.
-Sí, es muy egoísta. Pero es básicamente eso. Y de todas formas, el motivo por el que creo que las personas se alejan de mí es justamente por mí. Porque nunca puedo terminar lo que empiezo. No es que no quiera, no puedo.
-El hombre cosecha lo que tiene...
-Y lo cuida. ¿Qué clase de inmadurez cosecho yo? ¿Qué clase de cosas estoy creando? ¿Cómo puedo preferir cerrar los ojos y perderme en la inconsciencia antes que afrontar las cosas que creé? No quiero despertar, pero debo hacerlo. Al fin y al cabo, despertar es más divertido.

5 nov. 2011

I try but you see, it's hard to explain...


19 canciones, una hora, y cinco personas que me hicieron sentirme feliz, como hacía mucho tiempo que no me sentía. Creo que lo único malo que podría decir de este viernes sería que me quedé con ganas de más, que terminaron y no podía creer que ya había pasado todo. Tan rápido pasó el tiempo de espera, e igual de rápido se me pasó el tiempo escuchándolos acá.
Si bien desde donde estaba no tenía una vista perfecta de ninguno, disfruté tanto esa hora que podría haberme quedado ahí muchísimo tiempo más. De a ratos ni me daba cuenta de que tenía la boca seca, creo que sólo pensé en eso en ciertas pausas entre canciones, pero al momento volvía a no pensar otra vez. Y hacía tanto que no iba a un recital, que volver con esto creo que fue lo mejor que pudo haberme pasado. Mi cuerpo me odia, pero estoy en paz conmigo misma. I mean, vi a los Strokes, ¿necesito algo más? Por ahora realmente, no.
Estoy segura de haber dejado que se me escape una sola lágrima, y supongo que fue porque estaba tan eufórica que ni siquiera podía controlar todo lo que sentía con cada canción, con cada minuto que pasaba y sabía que estaban ahí, ¿a cuántos metros? Estaban tocando para mí. Y de a ratos cerraba los ojos preguntándome a mí misma si era real o no. Sí era, y estaban tocando los temas que tanto esperaba, y la gente se puso tal y como esperaba. Creo que no es exagerado decir que fue perfecto.
Me cuesta pensar un poco y terminé hecha mierda, por varios motivos, pero volví feliz, ya hablé con varias personas que me preguntaron cómo me fue, y lo conté feliz. En cualquier momento tal vez me deprima un poco, pero soy feliz igual. En todo caso, yo me entiendo. Y ahora creo que no tengo más palabras, la noche fue perfecta, ellos son perfectos, y estoy más que segura que ya espero con ansias una segunda vez. Creo que podría repetir esa experiencia mil veces más y nunca cansarme.

2 nov. 2011

Go on!

¿En qué pensaba realmente? La verdad es que es difícil de explicar.
¿Cómo me explico todo lo que pensé desde hace mucho tiempo hasta ahora? Tal vez debería pensar en "lo que pasaría si..." para encontrar una respuesta. Pero de todas formas, no estoy muy convencida de que sea la solución para poder entenderme a mí misma.
¿Cómo reaccionaría yo si...? ¿Si me encuentro de vuelta ahí? Creo que me sentiría feliz, que tal vez una vez sola lloraría, o tal vez me daría un poco de miedo. De cualquier forma, extrañar me hace pensar que sí estaría feliz, pero no estoy segura de que haya un momento indicado para volver a pensar en lo mismo. No voy a volver a hacerlo, pero en cierto sentido, cada vez que vuelva al mismo lugar, voy a pensar en lo que alguna vez sentí. Como dije, es difícil de explicar, incluso para mí.
¿De qué estoy segura entonces? Si respondiera que no estoy segura de nada, estaría mintiendo. Si de algo estoy segura es de que crecemos, cambiamos, pensamos, sentimos... A mí me pasó todo eso y ya si volviera a pisar ese lugar pensaría y sentiría distinto. Y lo bueno, es que cambió para bien. Sin embargo, creo que con sólo pensar en eso, mi corazón late fuerte, pero sólo porque me da un poco de miedo la manera en que me recibirían. No me van a recibir mal, pero nada va a ser como antes. Ahora mi corazón late por otras cosas. De todo eso, estoy segura.
¿Y qué onda con esas "otras cosas"? Trato de sonreírles, y la verdad es que a veces no cuesta tanto. Avanzo, trato de integrar las cosas nuevas y aceptarlas de la mejor manera. Y de hecho, algunas de ellas ya no quiero que se vayan más, por eso las aferro a mí. Ahora hacen mi vida de una manera distinta, y no podría dejarlas ir jamás.